Es hora de cambiar

Guillermo Pèrez Flòrez

La historia que voy a contarles es absolutamente cierta y tuvo lugar en el centro del país, en San Sebastián de Mariquita, no en lo que podría llamarse la Colombia profunda, circunstancia que la hace más increíble y patética. Solo cambiaré el nombre de la protagonista. Se trata de María Ramírez, una joven de treinta y dos años, la mujer de un trabajador de salario mínimo. Tiene diez semanas de embarazo, y aunque ya es madre de un joven de diecisiete años es como si fuera la primera vez. Volver a quedar embarazada después de tantos años y en plena pandemia le ha sumado estrés a las náuseas y vómitos....

Leer Mas ... 


Print   Email