La estirpe legalista

William Zambrano C.

En estos días de múltiples efemérides que rememoran las primeras etapas de nuestra historia republicana, vale la pena traer a cuento, parafraseando el famoso texto de López Michelsen, la estirpe legalista con la que nuestras instituciones quedaron marcadas desde sus inicios. 

El Presidente de la Academia Colombiana de Jurisprudencia recientemente resaltó, con razón, cómo el 20 de julio debería mirarse más que como la celebración del grito de Independencia, como  la expresión de la voluntad de adoptar una Constitución y, en ese sentido, del nacimiento de nuestra institucionalidad de la mano de esa idea que será concretada con la expedición  de la constitución de la provincia de Cundinamarca de 1811, aún formalmente monárquica y que antecedió por poco la primera expresamente republicana expedida en la provincia de Tunja en diciembre de 1811, y las demás constituciones provinciales que enmarcaron nuestra Primera República; textos en los que se reflejó de mil maneras ese apego a la juridicidad que nos identifica, a pesar de las dificultades e incongruencias con la realidad...

Leer Mas ... 


Print   Email