CONSULTA


Doctor
MARCO GERARDO MONROY CABRA
Presidente
ACADEMIA COLOMBIANA DE JURISPRUDENCIA
Ciudad.­

Ref.: Consulta sobre la normatividad aplicable en materia de asignación de retiro al personal que conforma el Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional

Respetado Doctor:
Mayor General OSCAR ADOLFO NARANJO TRUJILLO, mayor de edad, con domicilio y residencia en Bogotá, en la actualidad desempeñando el cargo de Director General de la Policía Nacional de Colombia, por medio del presente escrito me permito realizar las:
CONSULTAS
1.- Cuál es la normatividad aplicable para el personal de la Policía Nacional (suboficiales, agentes y no uniformados) que se "homologaron" al Nivel Ejecutivo desde el año de 1994 a la fecha?, en cuanto a los requisitos en materia de asignación de retiro.
2.- Cuál es la normatividad aplicable para el personal del Nivel Ejecutivo de Incorporación Directa desde 1994 a la fecha?, en cuanto a los requisitos en materia de asignación de retiro.
Teniendo en cuenta la existencia de las normas que regulan la temática.
Atentamente,
Mayor General OSCAR ADOLFO NARANJO TRUJILLO
Director General Policía Nacional de Colombia




CONCEPTO DE LA ACADEMIA


Bogotá D.C., 03 de julio de 2009


DoctorHECTOR ENRIQUE QUIROGA CUBILLOS
Secretario General
ACADEMIA COLOMBIANA DE JURISPRUDENCIACiudad
Respetado Señor Secretario General:
En atención a la consulta formulada por el General OSCAR ADOLFO NARANJO TRUJILLO ante la Academia, se ha procedido al estudio de las disposiciones indicadas en el oficio remisorio de la misma, junto con los dos conceptos que se incluyen con ella, con miras a absolver los interrogantes formulados.
Los interrogantes tienen por objeto identificar la normatividad aplicable al interior de la Policía Nacional, al personal del Nivel Ejecutivo de Incorporación Directa y al personal homologado a dicho nivel, desde el año 1994, con el fin de precisar los requisitos en materia de asignación de retiro.

CONSIDERACIONES PREVIAS

El régimen salarial y prestacional de los miembros la Policía Nacional, dentro del cual se incluye lo relacionado con la asignación de retiro, se encuentra regulado por diferentes normatividades, las cuales no muestran una adecuada concatenación frente a las leyes marco, lo cual ha generado la declaratoria de nulidades que dejan vacíos normativos y dificultan la interpretación de las normas y su aplicación.
Por esta razón se abordará el tema efectuando un recuento de las leyes y decretos que han regulado la materia en estudio, con el fin de determinar el régimen actual para los miembros del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional.

SITUACIONES CONTEMPLADAS EN NUESTRA LEGISLACION

Antes de la Constitución de 1991, la materia atinente a la asignación de retiro, se encontraba regulada por las siguientes disposiciones:

Decreto 1211 de 1990 (junio 8) ?Por el cual se reforma el estatuto del personal de oficiales y suboficiales de las fuerzas militares?, artículo 163.


Decreto 1212 de 1990 (junio 8) ?Por el cual se reforma el estatuto del personal y suboficiales de la Policía Nacional?, artículo 144.


Decreto 1213 de 1990 (junio 8) ?Por el cual se reforma el estatuto del personal de agentes de la Policía Nacional?, Artículo 104.

Con la Constitución de 1991 a través del artículo 150, numeral 19, letras e) y f), se asigna una competencia especial al Congreso que lo faculta para fijar las pautas y lineamientos que deberá tener en cuenta el Presidente al momento de desarrollar el régimen salarial y prestacional de los miembros de la fuerza pública, lo cual hará por medio de los decretos reglamentarios de las leyes que en la materia expida el Congreso.
Tales leyes y decretos son:

Ley 4 de 1992 ?Mediante la cual se señalan las normas, objetivos y criterios que debe observar el Gobierno Nacional para la fijación del régimen salarial y prestacional de los empleados públicos, de los miembros del Congreso Nacional y de la Fuerza Pública y para la fijación de las prestaciones sociales de los Trabajadores Oficiales y se dictan otras disposiciones, de conformidad con lo establecido en el artículo 150, numeral 19, literales e) y f) de la Constitución Política?.


Ley 62 de 1993 "Por la cual se expiden normas sobre la Policía Nacional, se crea un establecimiento público de seguridad social y bienestar para la Policía Nacional, se crea la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y se reviste de facultades extraordinarias al Presidente de la República".

Por si incidencia en este estudio, se trascribe la disposición transitoria que se incluyó en la ley:
?Artículo Transitorio. Facúltase al Ministro de Defensa hasta por un término de seis (6) meses para tomar las medidas necesarias mientras se adopta la nueva estructura de la Policía Nacional. El régimen de pensiones, sueldos de retiro, se regirá por las normas vigentes, hasta tanto se expidan las disposiciones que se ordenan en la presente Ley?. (Subrayas propias)
Es decir, para este momento por cuanto no se habían expedido las nuevas regulaciones, continuaban rigiendo las disposiciones contenidas en los Decretos 1212 y 1213 de 1990, anteriormente relacionadas.

En desarrollo de la anterior previsión, se expide el Decreto 41 de 1994 ?Por el cual se modifican las normas de carrera del personal de oficiales y suboficiales de la Policía Nacional y se dictan otras disposiciones?. Este decreto reguló aspectos laborales del personal de la institución, entre los cuales contempló a los del Nivel Ejecutivo, una de cuyas normas (artículo 20) dispone que los suboficiales y agentes que ingresen al nivel ejecutivo quedan cobijados por el régimen salarial y prestacional que sobre tales materias dicte el gobierno.

Para mayor claridad respecto de lo que comporta el Nivel Ejecutivo se cita el decreto 132 de 1995, mediante el cual se desarrolla la carrera profesional denominada Nivel Ejecutivo en la institución. En este decreto se establecen los grados jerárquicos que los comprenden, como lo son: comisario, subcomisario, intendente, subintendente y patrullero, así como también los suboficiales y agentes que soliciten su ingreso al nivel de carrera policial y cumplan con los requisitos que el citado decreto prevé.
En ese sentido, el Nivel Ejecutivo es la carrera del personal de la Policía Nacional, a la cual pueden ingresar los miembros de la Institución de acuerdo con las condiciones previstas en esta disposición.

Posteriormente se dicta la Ley 180 del 13 de enero de 1995, que otorga facultades extraordinarias al Presidente de la República para regular y desarrollar en la Policía Nacional las materias señaladas en ella, dentro de las cuales aparece en su artículo 7º la carrera profesional del Nivel Ejecutivo en los aspectos que señala puntualmente, dentro de los cuales está el de las prestaciones sociales. En el parágrafo de este artículo expresamente se prevé: ?La creación del Nivel Ejecutivo, no podrá discriminar ni desmejorar, en ningún aspecto, la situación actual de quienes estando al servicio de la Policía Nacional ingresen al Nivel Ejecutivo.?


En desarrollo de las facultades extraordinarias otorgadas mediante la citada Ley 180 de 1995, se expide el Decreto 132 de 1995 que regula la Carrera Profesional del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, reglamenta el ingreso de personal uniformado de la Policía a su Nivel Ejecutivo en las condiciones que fija, el retiro y causales en dicho nivel, a la vez que en su artículo 82 volvió a repetir la protección antes contenida en el parágrafo del artículo 7º de la Ley 180 de 1995 antes trascrito, para dicho personal cuando expresó:

?Ingreso al nivel ejecutivo. El ingreso al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional no podrá discriminar, ni desmejorar, en ningún aspecto la situación de quienes están al servicio de la policía nacional.?

De otra parte y en desarrollo de la ley 4 de 1992, se expide el Decreto 1091 de 1995 ?por el cual se expide el Régimen de Asignaciones y Prestaciones para el personal del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, creado mediante Decreto 132 de 1995?, decreto que reguló salarios y prestaciones de ese personal. En su artículo 51 contempló la asignación de retiro para esta clase de servidores públicos. Esta normatividad resulta diferente a la del artículo 144 del Decreto 1212 de 1990, en cuanto aumenta en cinco años de servicios los requisitos para la asignación de retiro del personal del nivel de carrera de la Institución.


Mediante fallo de la sección segunda del Consejo de Estado, se dejó sin efectos el citado artículo 51, pues las disposiciones normativas existentes antes de la expedición del Decreto 1091 de 1995 (Decretos 1212 y 1213 de 1990), contemplaban el retiro luego de cumplir entre 15 y 20 años de servicio y no con un periodo de trabajo comprendido entre 20 y 25 años, como lo establecía dicho decreto, con lo cual al declararse la nulidad de la norma que regulaba los requisitos en materia de asignación de retiro de los miembros del Nivel Ejecutivo, se deja un vacío normativo que puede entenderse suplido por las disposiciones que regían antes de su expedición, esto es los Decretos 1212 y 1213 de 1990.


Más adelante se expide la Ley 923 de 2004, mediante la cual se señalan las normas, objetivos y criterios que deberá observar el Gobierno Nacional para la fijación del régimen pensional y de asignación de retiro de los miembros de la Fuerza Pública de conformidad con lo establecido en el artículo 150, numeral 19, letra e) de la Constitución Política.


En desarrollo de esta ley marco, el Gobierno expide el Decreto 4433 de 2004 por medio del cual se fija el régimen pensional y de asignación de retiro de los miembros de la Fuerza Pública, y en su artículo 25 establece:

?Artículo 25. Asignación de retiro para el personal de la Policía Nacional. Los Oficiales y el personal del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional que ingresen al escalafón a partir de la fecha de entrada en vigencia del presente decreto y que sean retirados del servicio activo después de veinte (20) años, por llamamiento a calificar servicios, por disminución de la capacidad psicofísica, o por voluntad del Gobierno, y los que se retiren a solicitud propia o sean retirados o separados en forma absoluta después de veinticinco (25) años de servicio, tendrán derecho a partir de la fecha en que terminen los tres (3) meses de alta, a que por la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional se les pague una asignación mensual de retiro, así:
25.1 El setenta por ciento (70%) del monto de las partidas computables a que se refiere el artículo 23 del presente decreto, por los primeros veinte (20) años de servicio.
25.2 El porcentaje indicado en el numeral anterior se adicionará en un cuatro por ciento (4%) por cada año que exceda de los veinte (20) hasta los veinticuatro (24) años, sin sobrepasar el ochenta y cinco por ciento (85%).
25.3 A su vez, el ochenta y cinco por ciento (85%) de que trata el numeral anterior se adicionará en un dos por ciento (2%) por cada año, sin que el total sobrepase el noventa y cinco por ciento (95%) de las partidas computables.
Parágrafo 1°. También tendrán derecho al pago de asignación mensual de retiro, en las condiciones previstas en este artículo, los oficiales, y los miembros del Nivel Ejecutivo que se retiren por solicitud propia, siempre y cuando tengan veinte (20) años de servicio a la Policía Nacional, y hayan cumplido cincuenta y cinco (55) años de edad los hombres y cincuenta (50) años de edad las mujeres.
Parágrafo 2°. El personal del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional en servicio activo que a la fecha de entrada en vigencia del presente decreto, sea retirado con veinte (20) años o más de servicio por llamamiento a calificar servicios, o por voluntad del Ministro de Defensa Nacional o del Director General de la Policía por delegación, o por disminución de la capacidad psicofísica, y los que se retiren a solicitud propia o sean retirados o separados en forma absoluta después de veinticinco (25) años de servicio, tendrán derecho a partir de la fecha en que terminen los tres (3) meses de alta, a que por la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional, se les pague una asignación mensual de retiro equivalente a un setenta y cinco por ciento (75%) del monto de las partidas de que trata el artículo 23 de este decreto, por los primeros veinte (20) años de servicio y un dos por ciento (2%) más, por cada año que exceda de los veinte (20), sin que en ningún caso sobrepase el ciento por ciento (100%) de tales partidas.?
Esta norma es la que se encuentra vigente a la fecha, sin embargo ante el Consejo de Estado cursa una acción de nulidad en su contra, pues se considera que establece una violación a los derechos adquiridos del personal que ingresa a este nivel, lo que de prosperar traería como consecuencia el dejar nuevamente la situación del personal del nivel ejecutivo bajo el régimen de los decretos 1212 y 1213 de 1990.

LA SITUACION CONSULTADA

La consulta que se formula se ubica dentro del contexto de las disposiciones legales a las cuales se ha hecho referencia atrás y por eso, en relación con ellas, hay que señalar:

De acuerdo con la lectura del artículo 25 del Decreto 4433 de 2004, se establece que quedan cubiertos por este régimen los oficiales y el personal del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional que ingresen al escalafón a partir de la entrada en vigencia del decreto (diciembre 31 de 2004).


Así mismo, en el parágrafo 2° del citado artículo se consagra que también quedarán cubiertos por estas disposiciones, el personal del Nivel Ejecutivo de la Institución en servicio activo, es decir que incluye no solo a los que ingresen a dicho nivel a partir de la vigencia del decreto, sino también a aquellos que pertenezcan a él desde antes de la promulgación de esta norma.

Este es el punto de ataque en la demanda que cursa en el Consejo de Estado, pues se considera que se vulneran los derechos adquiridos de aquellos que pertenecían al Nivel Ejecutivo antes de la vigencia del decreto, lo cual les hace más gravosa su situación de retiro al establecer como requisito cinco años más de servicio.

Visto lo anterior, se concluye que la normatividad aplicable para el personal de la Policía Nacional homologado al Nivel Ejecutivo o que se encuentran en el mismo por incorporación directa desde el año de 1994 a la fecha, es el Decreto 4433 de 2004, artículo 25, de acuerdo con lo expuesto en el numeral anterior.

En los anteriores términos dejo atendido su amable requerimiento para absolver la consulta del General OSCAR ADOLFO NARANJO TRUJILLO.
Atentamente,
GERMÁN G. VALDÉS SÁNCHEZ



RESOLUCIÓN

Resolución No 016 de 2009 (Julio 7).

Por la cual se aprueba la ponencia con autoridad de la Academia.

De acuerdo a Resolución este concepto no puede ser usado en ningún caso concreto ni en procesos judiciales ni extrajudiciales.