CONSULTA
Bogotá
D.C.,junio 25 de 2004.



Señores
ACADEMIA COLOMBIANA DE JURISPRUDENCIA
Ciudad



Excelentísimos Doctores:


Con todo atención y comedimiento, solicitamos a .Ustedes, se
dignen
conceptuar acerca del sentido y significado de un texto expresado en
el Acta de Conciliación de Alimentos N° 442 celebrada el 23 de julio
de 1997 ante la Comisaría Doce (12) Distrital de Familia de Bogotá.

El
texto a interpretar es el siguiente:



"ESTUDIO 50% Y 50% ( El
padre dará 40.000 pesos por las condiciones económicas actuales)"




Preguntamos:

1.- ¿Qué fue lo que quisieron acordar las
partes contratantes en dicho texto.?


2.- ¿Cual es el sentido o la interpretación
correcta que se debe dar al texto expresado entre comillas?

3. - ¿En el caso de emitir
orden de pago en un proceso ejecutivo de alimentos, el Juez tiene
facultad para ordenar dicho pago bien por el porcentaje expresado
fuera del paréntesis o por el monto señalado dentro del paréntesis?

4.- En el texto citado, podría un interprete o
juez, al momento de aplicar derecho o exigir el cumplimiento de la
obligación, acoger únicamente una parte de dicho texto o por el
contrario estaría obligado a interpretar el
texto en su conjunto.

5- Gramaticalmente, ¿qué indica o cómo debe
entenderse lo escrito entre paréntests después dé una frase o
palabra?




Otro
punto del cual solicitamos su interpretación correcta es el
siguiente:




"VESTUARIO El padre dará cuatro mudas de ropa completas al año
para su menor,"

1.- ¿Al momento de
proferir orden de pago en un proceso ejecutivo, cómo debe hacer el
juez para determinar el valor exacto en pesos de las mudas de ropa.?
2.- ¿En el
momento de librar mandamiento d pago en un proceso preventivo, el
juzgado tiene facultad para ordenar el pago por un valor determinado
cuando el título ejecutivo que sirve de base no especifica una
cantidad precisa o precio de las mudas?

Con sentimientos de
admiración y gratitud,
MARINO HUGO QUIÑÓNEZ
RAMÍREZ

 


RESPUESTA DE LA
ACADEMIA

Bogotá, 12 de junio de 2004



Doctor
Marco Gerardo Monroy Cabra
Presidente de la Academia Colombiana de Jurisprudencia
Ciudad

Ref.

Consulta relacionada con el sentido que debe darse a los acuerdos
que, sobre alimentos en especie o en porcentajes, se hacen constar
en diligencia de conciliación.

Muy
respetado Señor Presidente:

Recibí
la honrosa tarea de absolver la consulta que elevó el señor MARINO
HUGO QUIÑÓNEZ RAMÍREZ y en la que solicita concepto sobre los
siguientes aspectos:

a) Si
en el proceso ejecutivo por alimentos el juez tiene facultad para
acoger una parte del acuerdo expresado en la conciliación o si debe
acogerlo de manera integral.

b)
Cómo debe el juez ordenar el pago de los alimentos cuando el
obligado se ha comprometido a pagarlos en especie.
I

Para
resolver las cuestiones planteadas desarrollaré la siguiente agenda:

¡) Concepto de
conciliación.
2) Validez de la
conciliación como título ejecutivo.
3) Conciliación sobre
alimentos.
4) Pago oportuno de
los rubros de alimentos pactados en conciliación.
5) Cobro de los rubros
de alimentos pactados en conciliación, cuando el deudor está en
mora.


Normas, jurisprudencia y doctrina aplicables al caso.


Nomas: Arts. 411 y
Sgtes del C.C. Arts. 133 y Sgtes del Código del Menor. Art. 488 y
Sgtes del C.P.C. Leyes 446 de 1.968 y 640 de 2001.




Jurisprudencia: Como los procesos de alimentos no tienen apelación
no hay jurisprudencia sobre el caso. Como orientación tomo las
sentencias de la Honorable Corte Constitucional C 237 /97 Y C-1064 /
00.


Doctrina: La expresada por los profesores Arturo Valencia Zea,
Augusto César Belluscio, Marco Gerardo Monroy, Hernán Fabio López,
Jaime Azula Camacho y Juan Guillermo Velasquez.

II

Concepto de conciliación.-


Según
el Art. 64 de la ley 446 de 1998 la conciliación es un
mecanismo de resolución de conflictos a través del cual, dos o mas
personas gestionan por si mismas la Solución de sus diferencias, con
la ayuda de un tercero neutral y calificado, denominado conciliador.



Del
anterior concepto se colige que la conciliación es un acto solemne
como que debe constar por escrito y en presencia de una persona
autorizada por El Estado e investida de la calidad de conciliador.

Según
el Art. 1 de la ley 640 de 2001, la conciliación debe constar por
escrito y contener lo siguiente:





Lugar, fecha y hora.


Identificación del conciliador.

Identificación de quienes concilian.


Relación de las
pretensiones.

Acuerdo logrado por las
partes con indicación de la cuantía, modo, tiempo y lugar de las
obligaciones pactadas.
Agrega
la ley que la primera copia del acta de conciliación presta mérito
ejecutivo.



VaÍldez de la conciliación como titulo ejecutivo.-


Del
texto legal transcrito se desprende que no todos los documentos que
se llamen conciliación tienen validez como tal o son títulos
ejecutivos.

La
experiencia enseña que en las primeras conciliaciones no se tuvieron
en cuenta los requisitos de solemnidad señalados en la ley o los
expresamente exigidos por la ley sustancial para la validez del acto
jurídico objeto de conciliación.

Cito
el caso preciso de las llamadas conciliaciones para disolver y
liquidar la sociedad conyugal. Ante los centros de conciliación se
presentaban las partes y en el acta quedaba constancia de que la
casa se adjudicaba, por ejemplo, a la esposa y el carro al marido.
Luego presentaban el acta ante la oficina de registro y esta la
rechazaba porque no había quedado en el documento la identificación
del bien, ni la tradición, ni los demás requisitos propios del acto
de liquidación.

Igual
situación se presentó cuando se acordaban cuotas de alimentos, pero
no se fijaba fecha ni forma de pago, o siendo en especie no se
aclaraba si era quincenal, mensual o no se apreciaba en dinero el
valor de la especie. En este caso se afirmó, con justa razón, que no
era posible, durante el trámite del proceso ejecutivo discutir el
valor de la especie no tasada en la conciliación y menos adelantar
un tramite accesorio para declarar el valor de lo que se pretende
cobrar por vía ejecutiva.

Cuando
en el acta de conciliación no se consignan todos los requisitos que
exige la ley 640 de 2001 o los exigidos por el acto jurídico objeto
de conciliación, bien se puede afirmar que estamos ante una
conciliación inconclusa y es procedente solicitar una nueva
audiencia para finiquitar los aspectos respecto de los cuales faltan
requisitos para que haya una verdadera conciliación.

No
existe la menor duda de que la FACULTAD DE INTERPRETACIÓN DEL JUEZ
es limitada en tratándose de títulos valores, como lo explico a
continuación:
Hay
casos en los que las normas deben interpretarse de manera exegética.

Cito
los siguientes ejemplos:
a) Los
términos de traslado. Si el código dice que el traslado es de 10
días, el juez no puede fijar 9 ni 11.
b)
Competencia. Si el código dice que el competente para conocer de un
proceso es el juez de familia, nunca podrá el juez civil afirmar que
tiene competencia.
c)
Sumas líquidas en los títulos valores.- Si en un cheque se dice que
la suma a pagar
es de
$1.000.000,
el juez no puede decir que es mas o es
menos, porque la cifra es CLARA y LÍQUIDA. Aquí no hay facultad
discrecional que permita una Interpretación diferente a la cifra
consignada.
d)
Fijación de intereses. En un pacto civil, si no hay intereses no es
posible liquidarlos según la ley comercial, porque la ley civil los
regula.
e)
Valor de la cuota alimentaria.- Si en acuerdo de conciliación
se fijó como cuota la suma $500.000, este es el valor a
cobrar, Independientemente de que el obligado pueda pagar una suma
superior, pues el incremento de la cuota es un proceso diferente al
ejecutivo. Por otra parte, si en el acuerdo no se fijan EXPRESAMENTE
Incrementos, no es posible ni por vía legal, ni por vía de doctrina,
hacerlos, así la cuota parezca muy baja, muy alta, injusta o no
adecuada. En este caso se aplica el principio DURA LEX SED LEX.

Conforme a lo anterior debe entenderse que las cifras de alimentos
acordadas en conciliación deben ser tan claras, líquidas y precisas
como las fijadas en un cheque o pagaré y si no lo son, el acuerdo de
conciliación no es título ejecutivo.

Es de
recibo recordar que en Sentencia C-237/97, la Honorable Corte
Constitucional, enseña:



"La obligación alimentaria no
difiere de las demás obligaciones civiles. Ella
presupone la existencia de una norma jurídica y una
situación de hecho, contemplada en ella como supuesto capaz de

generar consecuencias en derecho. Su especificidad radica en su
fundamento y su flnalidad, pues, dicha obligación aparece en el
marco del deber de solidaridad que une a los miembros más cercanos
de una familia, y tiene por finalidad la
subsistencia de quienes son sus
beneficiarios
".





Conciliación sobre alimentos.-


Está
entendido por la ley y la jurisprudencia que la obligación de
alimentos tiene origen en la ley y que la sentencia, la conciliación
o el simple acuerdo entre los obligados solo tiene como finalidad
dar un valor a la cuota y fijar las condiciones de cumplimiento de
las mismas.

Esta
es la razón por la cual, para investigar el delito de Inasistencia
alimentaria no es necesario que previamente se haya regulado la
cuota por sentencia o por conciliación, pues el deber de alimentos
tiene origen legal y no convencional, ni judicial.


Pago
oportuno de los rubros de alimentos pactados en conciliación.-

Una
vez regulada la obligación de alimentos por vía de conciliación, los
obligados deben cumplirla según los precisos términos pactados.


Cobro
de los rubros de alimentos pactados en conciliación, cuando el
deudor está en mora.


Si no
se pagan los alimentos y se han fijado de manera clara, precisa y la
obligación es exigible es posible cobrarlos por vía ejecutiva,
puesto que la conciliación es título ejecutivo, no por llamarse
conciliación, sino por llenar plenamente los requisitos que exige el
Art. 488 del C.P.C. para que un documento sea título ejecutivo.
Pero
los centros de conciliación y los funcionarios autorizados para
servir de conciliadores no siempre tienen en cuenta la técnica que
exige el acuerdo de conciliación y con frecuencia quedan cabos
sueltos.

Es
costumbre que los padres acuerden pagar alimentos en un 50 y 50%,
sIn fijar el valor de ese 50%. En este caso es imposible iniciar
proceso ejecutivo porque lo acordado no es expreso y claro, es
decir, no se puede representar en un guarismo. Es necesario
adelantar un trámite conciliatorio o judicial para adicionar la
conciliación que quedó inconclusa.
Es
costumbre que los padres acuerden pagar alimentos en un 50 y 50% y
fijan el valor inicial de ese 50%, por ejemplo en $500.000. En este
caso es posible iniciar proceso ejecutivo porque lo acordado es
expreso y claro, es decir, se puede representar en un guarismo. Si
las circunstancias cambian, el valor del 50% acordado puede
incrementarse o disminuirse, según el caso, pero la vía es el
proceso de alimentos regulado por el código del menor y en ningún
caso el proceso ejecutivo.
Es
costumbre también que los padres acuerden que pagarán el estudio y
citan el nombre de la institución. En este caso, es posible demandar
el pago, teniendo en cuenta que el título ejecutivo será un
documento complejo integrado por la conciliación y las
certificaciones que expida el colegio sobre valor de la matrícula,
de la pensión y demás gastos Inherentes al contrato de educación.
Cuando
se acuerda el pago de la lonchera y no se dice el valor de la misma,
sería del caso pedir el cumplimiento por vía judicial, pero en
especie teniendo en cuenta el Art. 1518 del C.C. y se ordenaría el
pago de un lonchera de a lo menos calidad mediana.
¿Pero
que sucede con las loncheras que la persona ha debido consumir tres
o cuatro años antes de exigirse el pago?
Por la
misma naturaleza de la obligación no es posible demandar el pago en
especie y entonces deberá recurrirse previamente a conciliación,
para completar la inconclusa o a proceso judicial para fijar el
valor de las loncheras causadas, teniendo en cuenta que se trata de
loncheras de a lo menos de mediana calidad y además, porque una
obligación en especie no puede, de pleno derecho y por la mera
voluntad del acreedor, trocarse en obligación de pagar una suma de
dinero.

Cuando
se acuerda el pago de la muda de ropa y no se expresa el valor de la
misma es posible demandar el pago por vía ejecutiva, teniendo en
cuenta lo ya dicho para obligaciones de género y teniendo como
presupuesto que muda de ropa significa todo lo que cubre el cuerpo,
es decir, zapatos, medias, ropa interior, vestido exterior completo
según las características del clima y zona donde vivan los
beneficiarios. Así mismo los eventos a los que debe asistir la
persona a quien se deben los alimentos.

III




Conclusiones.




Teniendo en cuenta las anteriores precisiones, se dan las siguientes
orientaciones para solucionar las cuestiones planteadas:




Primera: En el proceso ejecutivo por alimentos el Juez no tiene
facultad para acoger una parte del acuerdo expresado en la
conciliación y desconocer otras. El acuerdo debe ser acogido y
entendido de manera integral.

Segunda: Cuando se trata del cobro por vía ejecutiva de alimentos
cuyo pago se debe hacer en especie el mandamiento debe hablar
necesariamente de especie. Si respecto de las especies no se fijo
ningún valor en dinero, la obligación se cumplirá dando especies de
a lo menos mediana calidad. Si se trata de especies que debieron
haberse pagado y ya no se requieren por cambio de las condiciones de
vida del beneficiario, deberá recurrirse previamente a conciliación
o a proceso Judicial para fijar el valor de las especies causadas,
luego de lo cual si es posible el cobro por vía judicial, sin
perjuicio de las acciones penales por la inasistencia alimentaria en
que la se haya incurrido.

Del
Señor Presidente con mis sentimientos de consideración y respeto,

Carlos Fradique-Mendez
Académico correspondiente

 

RESOLUCIÓN


Resolución
No 007 de 2004 (24 de
Agosto)Por la cual se aprueba la
ponencia con autoridad de la
Academia.


VER OTROS CONCEPTOS